Víctimas de ETA denuncian «el blanqueo del terrorismo por mero interés de poder»

12 de febrero de 2024 – Homenaje en Pamplona y Sangüesa en el Día de la Memoria de las Víctimas de ETA.

Víctimas del terrorismo de ETA han denunciado este domingo por la mañana que «el blanqueo del terrorismo por mero interés de poder crea un precedente y un daño moral irreparable en nuestra sociedad». «Podrán cambiar la ley, amnistiar delitos, manipular el relato, blanquear asesinos. Pero que lo tengan en cuenta: nunca nos van a callar». Así lo ha expresado este mediodía Luis Álvarez Atarés, nieto del general de brigada de la Guardia Civil Juan Atarés Peña asesinado en 1985, en nombre de todos los colectivos convocantes del acto por el Día de la Memoria de las Víctimas de ETA, que se ha celebrado tanto en Pamplona como en Sangüesa.

Las concentraciones han sido convocadas por la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo de ETA (ANVITE), Fundación Tomás Caballero, Vecinos de Paz de Berriozar, Libertad Ya, Sociedad Civil Navarra, Asociación Pompaelo, Recuperar Navarra, Doble 12, Ego Non y Asociación por la Tolerancia.

A los actos de este domingo se sumará uno más el 18 de febrero en Tudela al coincidir las celebraciones de carnaval en fecha, hora y en el emplazamiento del monumento a las víctimas del Paseo del Queiles.

En la capital navarra, el escenario elegido ha sido en la plaza de la Constitución, junto al monumento a las víctimas del terrorismo, donde se han colocado las banderas de Navarra, España y Europa.

Allí, con presencia de cargos públicos de UPN, PP y Vox, se ha leído un comunicado y realizado una ofrenda floral para finalizar con un minuto de silencio y los himnos de Navarra y España. Asimismo, se ha recordado a los guardia civiles fallecidos en Barbate. Al funeral del guardia afincado en Sarriguren, que se ha oficiado hoy a las 13 horas en la Catedral de Pamplona, se han dirigido muchos de los asistentes acto seguido. El acto ha estado conducido por la presidenta de Anvite Navarra, María Pilar Ollo Luri.

«Las víctimas no nos debemos a ningún proyecto político. Únicamente nos debemos a aquellos cuyas vidas nos arrebataron los terroristas y quienes les ampararon y justificaron, y siguen haciéndolo. A aquellos cuyos derechos fueron pisoteados», han defendido en el manifiesto compartido con el público.

En marzo de 2015 el Parlamento de Navarra estableció que el 11 de febrero de cada año se convirtiera en el Día en memoria de los desplazados forzosos por ETA y de todas sus víctimas de crímenes contra la humanidad, como forma de que no pudieran ser olvidados y prevenir así que nunca más pudieran volver a repetirse.

En aquella declaración, según subrayan las entidades convocantes del homenaje, se reconoció y condenó «la limpieza nacional, los crímenes contra la humanidad y actos de genocidio cometidos por la izquierda abertzale y su brazo armado, ETA». Sin embargo, según valoran, «hoy, en vez de aclarar los crímenes impunes se ceden competencias y se negocian leyes que no buscan sino enterrar el pasado manchado de sangre y pasar página». «Nos quieren calladas y de espaldas, para que no se nos vea demasiado», ha lamentado Álvarez Atarés.

Leer artículo original: