Un juez deniega a EEUU la extradición del primer narco detenido en España por comprar cocaína en criptomonedas

1 de febrero de 2022 – La detención se produjo en el mes octubre de 2021 tras un viaje en avión entre Barcelona y Madrid.

Un juez de la Audiencia Nacional ha denegado a EEUU la extradición del primer narcotraficante detenido en España por comprar cocaína con criptomonedas. J.A. era arrestado el pasado el 22 de octubre de 2021 tras un viaje en avión entre Barcelona y Madrid. Sobre él pesaba una orden de la Interpol que pedía su extradición inmediata a los EEUU bajo el señalamiento de presuntos hechos delictivos durante los últimos años en España donde supuestamente compraba droga con bitcoins que luego mandaba en envíos postales a América. En total se le relacionaba con 38.000 pedidos de cocaína a EEUU, de asociación ilícita para distribuir estupefacientes y de blanqueo de capitales.

Los Estados Unidos fundamentaron la solicitud de extradición del detenido por los presuntos delitos cometidos entre el año 2013 y el mes de agosto de 2021, ya que al reclamado se le supone ser el líder de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, gestionando desde Reino Unido y bajo el nombre de UKWhite envíos de drogas con origen Colombia y Bolivia, siendo el destino prioritario Reino Unido y los Estados Unidos.

Los agentes de Policía de EEUU se habían hecho pasar por clientes y habían descubierto la organización liderada por J: A., que pagaba la droga criptomonedas bitcoin, siendo así más fácil el posterior lavado de dinero que obtenían con el mencionado tráfico.

A pesar de esta detención inicial la defensa del detenido logró que el acusado quedase en libertad provisional tras acreditar documentalmente ante la Audiencia Nacional el arraigo en España, así como sus circunstancias personales y familiares del acusado, quien además negó categóricamente los cargos y los hechos que contenía la extradición, alegando que esta situación se debía a un error. Unas consideraciones iniciales que contra el criterio de la fiscalía, que solicitaba prisión sin fianza, si fueron atendidas por la Sala determinando su libertad con restricciones a la espera de la decisión del Juez.

COMPARECENCIA DEL 21 DE ENERO DE 2022

Dentro de los cauces normales ante una extradición el caso se ponía sobre la mesa en reunión del Consejo de Ministros celebrada el día 28 de diciembre de 2021, quienes aprobaban el acuerdo de continuación en vía judicial del procedimiento de extradición del ciudadano de nacionalidad británica, fechando la comparecencia de extradición pasiva el día 21 de enero de 2022. La defensa entendió que la extradición planteada «no cumplía con los requisitos para ser estimada», y profundizó en los motivos que ya esgrimió para solicitar anteriormente su libertad hasta la celebración del juicio.

Así el letrado reiteró que su cliente lleva 15 años «estando correctamente empadronado y localizable en Marbella, donde reside con su pareja, una mujer española y su hijo de 1 año. Teniendo además el mismo su trabajo legal en nuestro País, no desarrollando el mismo una carrera delictiva y careciendo, por tanto, de antecedentes penales de ninguna clase», expone en su escrito de defensa en el cual, profundizando en el aspecto jurídico alega basándose en la Ley de Extradición Pasiva 4/1985 no se podrá extraditar «cuando la persona reclamada haya sido juzgada o lo esté siendo en España por los mismos hechos que sirvan de base a la solicitud de extradición», recordando que contra su representado «existe un procedimiento iniciado en España por los mismos hechos que son hoy objeto de extradición», por lo que entienden que la resolución del caso compete a España ante la falta de vínculos del acusado con los EEUU.

Además, la defensa pone el acento en la falta de garantías procesales que ofrece la petición de extradición, ya que la acusación contra J.A. se produce a pesar de que en el momento de los supuestos envíos se encontraba en España, y no en Reino Unido como afirmaba la Interpol. El caso tiene otras contradicciones constatables, ya que siendo acusado por la importación de cocaína, el propio texto remitido recoge que los hechos probados son el envío mediante correo cifrado de 22,6 gramos. «¿Cómo se va a respetar el derecho a un proceso con todas las garantías cuando se ha realizado una acusación formal de más de cinco kilos y únicamente se tiene constancia de un envío de 22,6 gramos?».

Tras dirimir un procedimiento con trascendencia internacional, el Juzgado Central Nº6 de Madrid, en un auto donde su titular salvaguarda el derecho de defensa y huye de la comodidad, acuerda la libertad provisional sin fianza de J.A. quedando obligado el acusado a medidas de control tales como la retirada de su pasaporte, la prohibición de salir del territorio nacional y la personación semanal en el Juzgado de Instrucción más próximo a su domicilio, unas limitaciones que estará obligado a cumplir hasta que determine la Audiencia Nacional el devenir definitivo del acusado.

Leer artículo original: