Se duplican casos de blanqueo capitales investigados en Eurojust desde 2016

21 de octubre de 2022 – Eurojust ha coordinado casi 3.000 casos transfronterizos de blanqueo de capitales en los últimos seis años, con 649 solo el año pasado, el doble que en 2016, según un informe publicado este jueves por la agencia, que señala las criptomonedas como uno de los desafíos del seguimiento de las ganancias ilegales de los delincuentes.

El organismo, que coordina a nivel judicial las investigaciones que involucran a los países europeos y socios no europeos, asegura que el número de casos de blanqueo de capitales registrados en Eurojust ha aumentado constantemente desde 2016 y representa casi el 15 % de todos los casos que han pasado desde entonces por la agencia, que tiene su sede en La Haya.

Casi 3.000 investigaciones transfronterizas en esta materia han pasado por Eurojust en los últimos seis años, de ellos, unos 649 fueron en 2021, frente a los 315 de 2016, según el primer informe sobre blanqueo de capitales elaborado por la agencia europea.

“Debido a su naturaleza clandestina, la escala global del blanqueo de capitales es difícil de medir, pero se considera significativa”, asegura Eurojust, que recuerda que la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) estima que cada año se blanquean entre el 2 y el 5 % del PIB mundial, hasta 1,87 billones de euros.

Todos los países de la Unión Europea estuvieron implicados en casos internacionales de blanqueo, con Italia, Francia, España, Alemania y Países Bajos liderando la lista de casos. Suiza, Reino Unido, Estados Unidos y Ucrania centran el mayor número de casos que afectan a los terceros países involucrados en investigaciones.

Uno de los desafíos con los que se encuentran los investigadores en muchos casos de blanqueo es la identificación del beneficiario real de los activos criminales, puesto que se suelen usar empresas “fantasma” u otros nombres para ocultar el rastro financiero que podría servir de pista para rastrear el origen ilícito del dinero.

Esto hace que las criptomonedas sean otra complicación añadida en las investigaciones, puesto que son cada vez más usadas por los delincuentes para blanquear ganancias ilegales, dificultando así el seguimiento de los activos en poder de los sospechosos.

Uno de los conocimientos prácticos desarrollados estos años por Eurojust es el despliegue de expertos cualificados en evidencia digital durante los registros domiciliarios para hacer copias de pruebas electrónicas relevantes y acceder a las billeteras criptográficas que pertenecen a los sospechosos.

“El rastreo de transferencias de dinero dentro de la Unión Europea es razonablemente manejable, pero cuando se requiere cooperación desde fuera de la UE, se vuelve difícil y, a veces, las autoridades interrumpen la búsqueda de dicha cooperación”, lamenta la agencia sobre algunos de los casos de blanqueo que ha manejado entre 2016 y 2021.

Leer artículo original: