Noruega multa a Santander con 14 millones por “deficiencias” en los protocolos antiblanqueo

12 de noviembre de 2022 – El propio banco avisó en 2021 que había detectado ciertas debilidades. La entidad ya ha tomado medidas para fortalecer su estructura.

Noruega ha impuesto una multa de 14,4 millones de euros a Santander tras detectar “deficiencias generalizadas” en sus protocolos para prevenir el blanqueo de capitales. La Autoridad de Supervisión Financiera de Noruega (Finanstilsynet) anunció la semana pasada que tras llevar a cabo una inspección para revisar el cumplimiento del banco con las regulaciones de lavado de dinero descubrió ciertas debilidades que incumplían los artículos 7, 8, 9, 12, 13, 17, 18, 24, 25 y 26 de la Ley de medidas contra blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

Entre los incumplimientos apuntados por la autoridad noruega destacan deficiencias en la evaluación de riesgos por parte del banco. En ese sentido, el informe refleja que Santander Consumer Bank tenía en cuenta riesgos generales para la industria y el grupo, pero no recogía específicamente los riesgos locales y las tendencias delictivas propias de la región nórdica.

También señala que el banco tenía “deficiencias importantes” en las pautas y rutinas establecidas para que los empleados puedan identificar, administrar, monitorear y reportar los riesgos. Igualmente, apunta a la estructura organizativa, ya que la persona responsable de las cuestiones relacionadas con la prevención de blanqueo de capitales no formaba parte de la alta dirección.

Según el informe, Santander Consumer Bank tiene un plazo hasta el 1 de febrero de 2023 para subsanar estas cuestiones. No obstante, el propio documento subraya que el banco ya ha tomado medidas para fortalecer su estructura.

En realidad, fue el propio banco el que dio la voz de alerta para avisar de que en sus revisiones internas había identificado ciertas debilidades en los sistemas de prevención de blanqueo de capitales. La Finanstilsynet confirmó esas deficiencias e impuso la citada sanción.

“En abril de 2021, Santander Consumer Bank informó al supervisor noruego de algunas debilidades identificadas internamente en la prevención de blanqueo de capitales. La Autoridad de Supervisión Financiera de Noruega las confirmó en una revisión posterior. El banco inició la rectificación de esas debilidades en cuanto las identificó internamente para cumplir con la normativa vigente. No hay indicios de que se haya producido blanqueo de capitales y ningún cliente ni socio se han visto afectados”, señalan portavoces de la entidad a CincoDías.

Santander Consumer Bank es la unidad de negocio de Santander en la región nórdica (Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia). Cuenta con activos totales por 82.000 millones de coronas noruegas (unos 7.900 millones de euros) y con más de 1.500 empleados, según la información que proporciona en su web. El banco ha desarrollado un potente negocio en la financiación de vehículos (según la entidad, es líder en la región, ya que financia uno de cada 10 coches). También ofrece otros productos como tarjetas de crédito, préstamos al consumo y productos de ahorro.

En el segundo trimestre de este año, la entidad obtuvo un beneficio antes de impuestos de 940 millones de coronas (unos 91 millones de euros), lo que supone un 32% más que en el mismo trimestre del año pasado.

Leer artículo original: