Marina Berlusconi compró un yate y una villa gracias a una sociedad offshore de las Islas Vírgenes Británica

16 de octubre de 2021 – La hija del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi y presidenta del grupo Fininvest recurrió a una mercantil controlada por títulos al portador para comprar las propiedades, que luego alquiló ella misma.

La empresaria italiana Marina Berlusconi, hija del exprimer ministro y líder de Forza Italia Silvio Berlusconi, empleó una sociedad offshore en las Islas Vírgenes Británicas para adquirir un yate y una villa en las Islas Bermudas. Así consta en la documentación obtenida en los Pandora Papers, una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en la que han participado laSexta y El País.

Según las pesquisas del socio italiano del Consorcio, el semanario L’Espresso, Berlusconi se hizo con el control de Bridgestone Properties Limited, registrada en el archipiélago caribeño. El nombre de la sociedad es un viejo conocido: ya había surgido en los 90 vinculado a su padre. Esta firma fue incluida en una lista de empresas extranjeras a mantener en secreto que fue incautada al abogado inglés David Mills, que después fue acusado con el propio Silvio. La defensa de los Berlusconi siempre ha negado una relación entre la compañía offshore y Fininvest.

Entre 1991 y 2009, Bridgestone Properties fue controlada mediante acciones al portador: un título que no es público pero en el que se especifica que la persona que lo tiene es la propietaria de las participaciones. El documento fue emitido por el despacho panameño Alemán, Cordero, Galindo y Lee (Alcogal), uno de los catorce bufetes en el centro de esta investigación. Las acciones al portador están prohibidas en Italia desde los 80, de acuerdo con la primera convención internacional contra el blanqueo de capitales.

Pero en noviembre de 2009 los títulos al portador fueron cancelados y se sustituyeron por acciones a nombre de Marina Berlusconi. Fue en ese mismo momento cuando el Gobierno italiano promovió una amnistía fiscal.

Antes de esta transacción, Bridgestone compró al grupo Fininvest un yate y una villa en las Islas Bermudas por 12,2 millones. La villa fue alquilada posteriormente a Marina Berlusconi, que consta únicamente como inquilino.

Según el representante legal de la empresaria, el abogado señala que la justicia ha confirmado que no hay relación entre Berlusconi y la historia pasada de Bridgestone, “así como a cualquier acto menos lícito”. La defensa confirma a Espresso que la compañía, que sigue activa, “solo posee la villa en Bermudas, cuyos activos están a disposición exclusiva de la propiedad, es decir, Marina Berlusconi”. También aseguran que esta sociedad aparece en sus declaraciones de impuestos, pero no confirma cuándo o cómo se regularizó la sociedad y si se hizo mediante la amnistía fiscal.

“Marina Berlusconi no tiene ningún otro tipo de negocio o propiedad offshore y tiene una opinión totalmente crítica sobre las personas que no cumplen con sus obligaciones fiscales en Italia”, señala su defensa.

Los Pandora Papers son la mayor colaboración periodística de la historia. Más de 600 periodistas de 150 medios y casi 120 países han participado en la investigación de 12 millones de documentos obtenidos de 14 despachos que se dedican a la creación de sociedades offshore. El proyecto ha sido coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, en el que participan laSexta y El País como socios españoles, y del que forman parte medios internacionales como The Washington Post, The Guardian o el Süddeutsche Zeitung.

Leer artículo original: