La UE acuerda normas más estrictas contra el blanqueo de capitales

19 de enero de 2024 – Los países de la Unión Europea y la Eurocámara llegaron este jueves a un acuerdo para reforzar sus normas contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, que amplían los sectores obligados a vigilar este tipo de riesgo y prohíben los pagos en efectivo superiores a 10.000 euros, entre otras medidas.

«Esto asegurará que los defraudadores, el crimen organizado y los terroristas no tengan margen para legitimar sus ingresos a través del sistema financiero», celebró en un comunicado el ministro de Finanzas belga, Peter Van Peteghem, cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE.

El acuerdo político, que aún debe ser avalado formalmente por el Consejo y el Parlamento para entrar en vigor, armoniza las normas europeas contra el blanqueo de dinero para acabar con las lagunas detectadas en el pasado debido a que el control estaba totalmente en manos de autoridades nacionales que no siempre las aplicaban de manera homogénea.

«Era necesario porque oligarcas y criminales no se detienen en las fronteras nacionales», explicó en rueda de prensa el eurodiputado Paul Tang, uno de los responsables del dossier, quien celebró que más sectores deberán cumplir las normas que ya aplican las entidades financieras.

En concreto, proveedores de criptoactivos, comerciantes de productos de lujo, así como clubes de fútbol profesionales estarán obligados a controlar a sus clientes y registrar ciertas operaciones para detectar actividades sospechosas.

Las normas afectarán a la mayoría del sector de criptoactivos, cuyos proveedores tendrán que verificar la información sobre los clientes que efectúen transacciones superiores a 1.000 euros.

También deberán hacer controles los comerciantes de metales preciosos, joyas, relojes u obras de arte, así como los que vendan coches, yates o aviones. En el caso de estos vehículos, será obligatorio registrar las transacciones de coches valorados en más de 250.000 millones de euros, así como de barcos y aviones que superen el medio millón de euros, según explicó el Parlamento Europeo.

El acuerdo señala que «el sector del fútbol representa un alto riesgo» de blanqueo, por lo que también estarán sujetos a las normas los clubes profesionales de fútbol, aunque en este caso son algo más flexibles.

Aquellos con ingresos inferiores a los cinco millones de euros anuales o sin antecedentes de riesgo pueden quedar fuera del marco y las reglas solo se les aplicarán a partir de 2029, en lugar de en 2027 como para el resto de nuevos sectores incluidos en las mismas, según explicaron desde el Parlamento Europeo.

Además, se refuerzan los controles que deben efectuar las entidades financieras de ciertas transacciones empresariales por parte de grandes fortunas.

Por otro lado, el acuerdo fija un máximo de 10.000 euros en los pagos en efectivo para dificultar que se usen para blanquear dinero, aunque los Estados podrán establecer un límite más bajo, y exige que las entidades identifiquen a quienes hacen transacciones ocasionales de entre 3.000 y 10.000 euros.

Asimismo, clarifica las reglas sobre los beneficiarios reales – la persona que realmente controla una entidad aunque esté a otro nombre-, de modo que se considerará como tal a quien tenga un 25 % de la propiedad o el control de una entidad, incluidas aquellas no comunitarias cuando operen en la UE o tengan propiedades inmobiliarias en la misma.

El PE apostaba por fijar un umbral más bajo, pero los eurodiputados se mostraron satisfechos porque este se calculará teniendo en cuenta la propiedad a todos los niveles, lo que evitará que el beneficiario se esconda tras complejas estructuras de control.

La directiva y regulación acordadas hoy completan el paquete de medidas presentado en 2021 por la Comisión Europea para reforzar su arsenal contra el blanqueo tras varios escándalos en bancos del continente, una de cuyas acciones estrella será la creación de la Agencia Europea contra el Blanqueo (AMLA, en inglés), aprobada ya en 2023.

Queda por decidir su sede, a la que es candidata la ciudad de Madrid, y está previsto que el 30 de enero Consejo y Parlamento celebren audiencias con las aspirantes.

Leer artículo original: