Imputan a la exdirectiva del Anderlecht por fraude y blanqueo en la venta del club

25 de septiembre de 2021 – Los hechos se remontan a 2017, cuando Coucke adquirió el 74 % de las acciones del club por 70 millones de euros, cantidad que le recomendaron elevara en 5 millones para superar a la competencia. La antigua directiva modificó entonces contratos ya existentes que resultarían en comisiones que tendría que abonar el nuevo propietario al agente de jugadores Henrotay.

La justicia belga ha imputado a la totalidad de la antigua junta directiva del Anderelecht por presunto fraude, blanqueo y falsificación en la venta del club en 2017 al empresario Marc Coucke, quien en 2019 denunció supuestas irregularidades.

Según informaron este miércoles los diarios De Tijd y L’Echo, el antiguo propietario Roger Vanden Stock, el exdirector general Herman Van Holsbeeck, el que fuera consejero delegado Jo Van Biesbroeck así como el despacho de abogados Clifford Chance y dos de sus letrados, Luc Leleu y Wim Aerts, tendrán que ante comparecer la Cámara del Consejo de Bruselas, que deberá decidir si se les procesa.

Asimismo, se encuentra en calidad de investigado por falsificación y fraude el agente de jugadores Christophe Henrotay, quien fuera representante del portero del Real Madrid Thibaut Courtois y del extremo del Atlético Yannik Carrasco y que ya estaba imputado por sospechoso de blanqueo, corrupción y asociación de malhechores en otro caso por presuntas irregularidades en traspasos de jugadores.

Los hechos se remontan a 2017, cuando Coucke adquirió el 74 % de las acciones del club por 70 millones de euros, cantidad que Van Biesbroeck le recomendó que elevara en 5 millones de euros para superar las ofertas de la competencia.

Según explica la radiotelevisión pública RTBF, la antigua directiva modificó entonces contratos ya existentes que resultarían en comisiones que tendría que abonar el nuevo propietario a Henrotay, por ejemplo, dos millones de euros que recibiría Henrotay por la salida del club del futbolista Leander Dendoncker al Wolverhampton inglés, o 3 millones por la venta del club aunque el comisionista no hubiera traído al comprador.

El propio Dendoncker denunció a su agente por las presuntas comisiones que habría recibido de su traspaso sin su conocimiento.

En declaraciones al diario L’Echo, el gabinete de abogados “niega firmemente toda implicación en actos criminales y espera que las autoridades judiciales llegarán también a esa conclusión”.

“Dejaré que el tribunal haga su trabajo y veremos qué revela la investigación”, declaró, por su parte, Van Biesbroeck al diario Het Laatste Nieuws.

Leer artículo original: