Golpe al narcotráfico en Galicia: más detenciones en la trama que suministraba ‘narcolanchas’ al Estrecho

7 de junio de 2024 – Blanqueaban dinero con empresas ficticias para adquirir material náutico que, almacenado en Portugal, servía para fabricar embarcaciones de alta velocidad.

El pasado 19 de abril se hacía pública la llamada operación ‘Vozka’, un operativo puesto en marcha por la Agencia Tributaria y la Guardia Civil que permitía desarticular una organización gallega encargada de suministrar motores y ‘narcolanchas’ a grupos del Estrecho de Gibraltar.

Aquel día se informaba de la detención de seis personas y de la toma de declaración de otros cinco en calidad de investigados. Un mes y medio después, la Agencia Tributaria ha dado a conocer la segunda fase de este operativo, que se ha saldado con la detención de cuatro personas, a las que suman otras cinco investigadas, pertenecientes a esta organización criminal dedicada al blanqueo de capitales y tráfico de drogas.

Con esta segunda fase los investigadores dan por cerrada la operación tras la detención de los transportistas y los encargados del movimiento de dinero en efectivo de la organización criminal.

La segunda fase de la operación se ha centrado en la detención de los transportistas que se dedicaban a los portes de los motores y cascos, así como de los miembros secundarios de la organización encargados del movimiento del dinero en efectivo.

‘Modus operandi’

Los integrantes de esta organización criminal realizaban funciones vinculadas con el funcionamiento de la estructura económica, societaria o bancaria, utilizada para el blanqueo de capitales y como cobertura para cumplimentar pagos y adquirir el material náutico, que venía siendo destinado a la construcción de ‘narcolanchas’, o en apoyo de otras organizaciones de narcotraficantes por vía marítima que necesitaban abastecerse de este material con cierta opacidad.

El ‘modus operandi’ utilizado por esta organización consistía en blanquear el dinero a través de cuentas de empresas ficticias o sin actividad, para después adquirir con esos fondos material náutico (motores fuera borda, radares, fibra…) que posteriormente trasladaban y almacenaban en una nave del norte de Portugal. Tras borrar las numeraciones, empleaban el material para la elaboración de ‘narcolanchas’, que se trasladaban en camiones hasta la zona del Estrecho de Gibraltar.

La organización empleaba los fondos obtenidos del blanqueo de capitales procedente del narcotráfico para fabricar embarcaciones de alta velocidad, que posteriormente eran trasladadas a la zona del Estrecho, y utilizadas para el tráfico de drogas, y transporte ilegal de inmigrantes.

La Operación está dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Ourense, y por el Fiscal Antidroga de la Fiscalía de Ourense.

Leer artículo original: