Esperan sentencia en Panamá por caso de blanqueo de capitales

6 de septiembre de 2023 – La jueza Baloisa Marquínez se acogió hoy el término de 30 días para dictar sentencia en Panamá para 19 imputados en el caso Blue Apple por blanqueo de capitales.

Tras casi dos semanas de audiencia, la letrada deberá decidir además sobre dos incidencias presentadas en el juicio, dos en torno a prescripción de causa penal y una nulidad, informó el Órgano Judicial.

Los principales acusados por un presunto esquema de sobornos vinculados a contratos con el Estado son Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), pero su juramentación a última hora como diputados suplentes del Parlamento Centroamericano (Parlacen) hizo que su expediente pasara a la Corte Suprema de Justicia (CSJ). La víspera, en jornada titánica, los abogados de la defensa de siete de los 19 procesados declararon la inocencia de sus clientes y pidieron que fueran absueltos.

Entre los imputados por el caso de lavado de activos están los exministros de Obras Públicas Federico Suárez y Jaime Ford, quienes ocuparon el cargo durante la administración de Martinelli.

La investigación de «Blue Apple» comenzó en 2017 e involucra más de 82 millones de dólares que se utilizaron en coimas siete empresas que construían puentes, calles y viviendas para el Estado .

Los pagos por sobornos se repartían en un entramado de sociedades anónimas cuyo centro era la cuenta Blue Apple

La investigación, que consta de 352 tomos, tiene relación con una red de corrupción integrada por funcionarios, empresarios y abogados, que supuestamente solicitaban comisiones a contratistas para la adjudicación de licitaciones públicas.

Por este caso ya el juzgado dictó una sentencia de 10 años de prisión contra Adolfo de Obarrio, secretario privado de Martinelli.

Según Marquínez, se probó que había tres esquemas para blanquear los dineros: sociedades anónimas para la compra y venta de bienes inmuebles; intermediarios financieros; y el uso de cuentas de recaudación.

Leer artículo original: