En el proceso de blanqueo de capitales: Seis meses para Mensdorff-Pouilly

14 de septiembre de 2022 – El cabildero de armas Alfons Mensdorff-Pouilly fue sentenciado a seis meses, sujeto a un período de prueba de tres años, el lunes en el Tribunal Regional de Viena por cargos de lavado de dinero. También tiene que pagar 50.000 euros, que se dice que ha recibido por los flujos de caja. Fue el segundo caso en su contra en el que fue acusado de lavado de dinero. En 2013, sin embargo, fue absuelto. La sentencia no era firme por el momento.

“La corte es la corte, la decisión es la decisión”, dijo Mensdorff-Pouilly después de que se anunciara el veredicto. “No entiendo porque no he hecho nada”. Mensdorff-Pouilly dijo a los periodistas que no había verificado el origen del dinero: “No pensé en eso en absoluto en ese momento”.

La fortuna cambió

Según la acusación, se dice que Mensdorff-Pouilly movió los activos de un ex gerente de división del fabricante de Eurofighter EADS. Desde marzo de 2005, se dice que transfirió alrededor de 93 millones de euros de EADS Deutschland GmbH (EADS-D) a Vector Aerospace LLP mediante contratos falsos. Se dice que la mayor parte del mismo, a saber, 84 millones de euros, se dotó como “un fondo para sobornos con fines ajenos a los intereses comerciales legítimos de EADS-D”. Se dice que dos millones de euros fueron a parar a la cuenta de una sociedad establecida en Viena, Brodman SA, con la finalidad de pago de “remuneración”, que se atribuye a la esfera de influencia de Mensdorff-Pouilly y que luego reenvió.

El juez Michael Tolstiuk hizo lo mismo. Es una “fuerte indicación si los fondos se recaudan y se transfieren aquí y no se verifica a dónde van”. No hay necesidad de conocimiento, la “intención condicional” es suficiente aquí. Se suponía que los fondos provenían de un acto delictivo. Al señalar que se pasaron dos millones, el juez dijo: “Y supongo que 50,000 fueron para usted por sus servicios”. En su opinión, la pena mínima de seis meses, condicionada a un período de prueba de tres años, es suficiente “para disuadirte de tales actos”. Ni WKStA ni el acusado hicieron ninguna declaración.

Un “novio” y socio comercial de Mensdorff-Pouilly había testificado previamente. Conoce al acusado desde su juventud y ha tenido contacto con él en repetidas ocasiones a través de Tim Landon. Este es un ex socio comercial y mentor de Mensdorff-Pouilly, quien ya falleció. Dirigió la empresa Brodman en fideicomiso, a través del cual fluía el dinero. Estaba claro para él que Landon estaba detrás de esto, porque le había dicho que hiciera “lo que dice Mensdorff”. Landon tenía “innumerables propiedades” e invirtió dinero en una amplia variedad de áreas.

Comisión retirada

Según el testigo, el acusado siempre le indicaba que retirara dinero en efectivo. Solo le dijeron que se trataba de inversiones. Siempre discutió su comisión con Mensdorff-Pouilly y la retiró de inmediato. Como es habitual en Suiza, esto ascendió al 1,7 por ciento. No podía recordar a quién fue el dinero. No había contabilidad, los extractos bancarios habrían sido suficientes. El esfuerzo realizado por la empresa Brodman fue mínimo, al fin y al cabo no estaba operativamente activa. Nunca había tenido nada que ver con transacciones de contrapartida.

El segundo testigo no pudo declarar porque actualmente se encuentra en Alaska. Por eso, el juez leyó su audiencia frente a la policía. Dijo que había conocido a Mensdorff-Pouilly en Viena cuando trabajaba para Saab y trabajaba para Eurofighter. Había redactado contratos, pero no sabía si realmente se implementaron. Por lo tanto, no pudo decir si podría haber sido un contrato falso. No sabe si el acusado está detrás de Brodman y no sabe de ninguna conexión con Mensdorff-Pouilly.

Para el representante de la WKStA, el “encanto del lavado de dinero” no es que te quedes con el dinero, sino que “pases el dinero contaminado”. Como resultado, el origen se disfraza y el dinero vuelve a estar “limpio”. En este caso, “huele” a que el dinero viene del crimen. Además, se apartó una “canastilla de dinero”. El defensor citó principalmente la prescripción y la absolución que ya se había producido. El procedimiento es ilegal porque se continuó a pesar de que los hechos del caso habían prescrito hacía mucho tiempo. Además, la prohibición de la doble persecución penal obstaculiza el procedimiento.

Leer artículo original: