El juez tiene indicios de que Podemos «distrajo fondos» y mantiene la imputación

El procedimiento parte de una denuncia presentada por el que fuera abogado de la formación, José Manuel Calvente, que sostiene que «dichos contratos eran simulados»

28 de septiembre de 2020.- El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ratificó el pasado 10 de septiembre la imputación de Podemos por posible delito electoral y financiación irregular. En el auto, al que ha tenido acceso El Confidencial, el magistrado apunta a que existen indicios «de la presunta distracción de fondos de las cuentas electorales para fines distintos de los contemplados» en la campaña del 28 de abril de 2019, comicios en los que la formación contrató a la consultora Neurona Comunidad por 363.000 euros. El juez investiga si «se trató de un contrato simulado» y pone el foco en cómo la empresa se constituyó días antes de las elecciones, tras lo que transfirió «308.257,20 euros a la mercantil Creative Advice Interactive» por motivos que se desconocen.

La ratificación de la imputación, que ha sido adelantada por el diario ‘Libertad Digital’, implica seguir adelante con una investigación en la que, además de Podemos, también se encuentran imputados la gerente de la formación, Rocío Val, el tesorero, Daniel de Frutos, una responsable del departamento de Compras y Finanzas, Andrea Deodato, y el secretario de Comunicación del partido y actual director de Estrategia y Comunicación de Iglesias en la vicepresidencia, Juanma del Olmo. El procedimiento parte de una denuncia presentada por el que fuera abogado de la formación, José Manuel Calvente, que sostiene que «dichos contratos eran simulados, en cuanto no obedecían a prestación de servicio alguno por parte de dichas mercantiles contratadas».

Según el abogado, el verdadero objetivo de los pagos a Neurona, vinculada a dirigentes de la izquierda bolivariana y que llegó a tener como director a Juan Carlos Monedero, pasaba por «desviar el dinero» para «financiar a partidos extranjeros, al propio partido político Podemos a través de microcréditos, o incluso para compensar las cantidades obtenidas a través de una red de financiación ilegal para la propia constitución de dicho partido político en el año 2014 y la promoción de sus miembros a los cargos directivos que actualmente ostentan». En cuanto al resto de aspectos que denunciaba Calvente, la Fiscalía se mostró en contra de investigarlos al considerar que se trata de «rumores, sospechas o suspicacias» que parten de la “clara” animadversión del denunciante hacia el partido.

Las cuentas de Neurona

Entre los puntos que investiga ahora el juez, destacan los movimientos de una cuenta abierta por Neurona en Bankinter el 11 de marzo de 2019, a los que ha tenido acceso El Confidencial. En ellos se refleja que gran parte del dinero que la formación pagó a la consultora se esfumó en retiradas de efectivo en cajeros que suman más de 6.000 euros, así como en consumiciones en bares y en viajes por distintos países de Latinoamérica sin aparente relación con los comicios de España. El depósito en cuestión empezó a registrar entradas y salidas de dinero horas después de su activación y se mantuvo en funcionamiento hasta el pasado mayo, cuando se quedó completamente a cero.

Los documentos incorporados al sumario que se instruye en el Juzgado número 42 de Madrid también evidencian que la relación de Podemos con Neurona no se limitó a las generales del 28-A. El partido concurrió a esa cita en coalición con Izquierda Unida bajo la marca de Unidas Podemos. El 84% del dinero que llegó a la cuenta de Bankinter procedió de la alianza electoral, pero Podemos efectuó en solitario nuevos pagos a la agencia en los meses siguientes. En total, Neurona cobró a través de este depósito 431.243 euros. Algunos movimientos se produjeron en torno a las generales de noviembre de 2019. La última de las transferencias recibidas se ordenó por el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea, al que pertenecen Podemos y Bildu en Europa. Se produjo el pasado enero.

 

Más allá de esas retiradas de dinero en efectivo, destaca también un movimiento de mayo de 2019, cuando Neurona gastó 483 euros en la firma 198, una marca de ropa fundada por Juanma del Olmo y su hermano Eduardoen 2012. Abiertamente republicana y de izquierdas, en su catálogo se puede ver la bandera cubana o el escudo de las Brigadas Internacionales, además una camiseta de fútbol que emula la de la Selección española, pero con los colores republicanos. En 2015, el líder de Podemos acaparó titulares tras lucir esta última prenda en un partido de fútbol y, el pasado miércoles, durante la sesión de control en el Congreso, escogió de nuevo un jersey de la marca para posar ante las cámaras.

Entre los movimientos investigados se encuentran también las transferencias a Elías Castejón, el abogado de Carmona, Sevilla, que fue nombrado administrador único de la consultora. En marzo de 2019, el exdiputado de México César Fernández Paredes y Andrea Edlin López Hernández, también mexicana, constituyeron la empresa y pusieron a Castejón como administrador: cobró más de 16.000 euros entre mayo de 2019 y marzo de 2020 a través de 12 transferencias, según los extractos. El Confidencial se ha puesto en contacto con el despacho del abogado y no ha obtenido respuesta por su parte, pero en una reciente nota aclaratoria enviada a ‘OK Diario’, él mismo defendía que solo se encargaba de «la gestión y ‘llevanza’ de la sociedad en España desde la perspectiva legal, fiscal y contable».

«Mi cese como administrador único se produce el día 15 de enero de 2020, autorizada por notario de Sevilla ese mismo día 15 de enero de 2020, fecha en que espiraba la designación realizada en la constitución de la sociedad», sostiene en la mencionada nota. Pese a ello, el abogado siguió cobrando en los siguientes meses: el 27 de enero, el 28 de febrero y el 26 de marzo, Neurona hizo pagos de 1.526 euros a Elías Castejón SL. Para aclarar estos movimientos, el juez Juan José Escalonilla también ha citado como imputado al propio Castejón, quien tendrá que aclarar la supuesta relación entre las elecciones de abril de 2019 y las retiradas de efectivo, las consumiciones en bares, los viajes a Latinoamérica o los casi 500 euros que se gastaron en la marca de ropa fundada por Del Olmo.

Leer artículo original