Ecuador: Narcotráfico y hasta la pornografía infantil mueven las redes de lavado de activos

19 de agosto de 2022 – Grandes decomisos de dinero y el hallazgo de grandes redes de lavado causan preocupación en Ecuador. Aunque los procesos penales no aumentan, las autoridades rastrean estos fondos relacionados con el narcotráfico, la corrupción y hasta la pornografía infantil.

“Este es un combate asimétrico”, advierte Patricio Carrillo, ministro del Interior, sobre la batalla del Estado contra el crimen organizado y el narcotráfico.

La reflexión del funcionario se explica por el poder económico de las bandas narcodelictivas frente a las dificultades administrativas y financieras de la Policía Nacional, incluso para adquirir equipos de seguridad.

Esa solvencia de los grupos criminales se evidencia, además, en recientes operativos de la Fiscalía y la Policía en los que se han incautado grandes sumas de dinero asociadas a estas organizaciones delictivas.

El caso más representativo es el de Leandro, alias ‘El Patrón’, Norero. En los operativos de su captura, las autoridades decomisaron USD 6 millones en efectivo y decenas de lingotes de oro y joyas, valoradas en USD 4 millones.

Según inteligencia policial, Norero es uno de los principales narcotraficantes y lavadores de dólares generados por diferentes actividades ilegales.

Recursos que han financiado las acciones criminales de megabandas como Los Lobos, Los Tiguerones, Lagartos y Chone Killers. Organizaciones que han sido identificadas como los brazos armados del cartel Jalisco Nueva Generación en Ecuador.

Casi dos meses después de ese hallazgo, en la operación denominada ‘Pez Blanco’, las autoridades decomisaron USD 431.420 que están relacionados con un ecuatoriano detenido en Holanda por narcotráfico.

El 1 de agosto de 2022, en Guayaquil, fue asesinado Juan Pablo Andrade. Luego de su muerte, en su vivienda, los agentes hallaron USD 8,3 millones y 100.000 euros en efectivo. La Policía investiga la vinculación a bandas narcodelictivas.

Además, el 12 de julio de 2022, la Policía capturó a seis personas, quienes fueron procesados por lavado de activos en el llamado caso PipMaster. Se trata de una red que captó y movió unos USD 41 millones a través de 15 empresas.

Pese al destape de estos casos que evidencian que en el país se mueve más dinero ilegal, en términos estadísticos, la Fiscalía no registra un aumento de casos por lavado de activos. Según los datos de la entidad, en el primer semestre de 2022 se abrieron solo 23 causas.

Es decir, ha habido un promedio de cuatro casos mensuales. Este registro es menor a los años anteriores: en 2019, la media mensual fue de nueve casos; y en 2020 y 2021, de cinco investigaciones.

Sin embargo, Catalina Carpio, experta en prevención de blanqueo de capitales, asegura que en el país no existe una estadística real de lavado de activos. Y, desde su experiencia, asegura que los casos que se investigan son pocos.

Narcotráfico, corrupción y pornografía

El lavado de activos siempre debe ser antecedido por otro delito con el que se generan los recursos que se van a blanquear. En 2021, la Fiscalía publicó un Manual de lavado de activos.

En el documento, se identifican seis delitos fuentes.

  1. Actos de corrupción
  2. Tráfico ilegal de personas
  3. Extorsión
  4. Financiamiento del terrorismo
  5. Narcotráfico
  6. Delitos tributarios

Carpio, por su parte, explica que si bien todos estos delitos pueden ser la fuente de los recursos a lavar. En el país hay tres grandes bloques principales.

Narcotráfico

Esta es la principal fuente de ingresos para las estructuras de lavado de activos. Fuentes policiales consultadas por PRIMICIAS coinciden en esta realidad y señalan que esto se ha acelerado desde 2018.

Tanto Carpio como los oficiales consultados señalan a las provincias costeras de Guayas, Manabí y Santa Elena como el escenario mayor de esta práctica. Son estas jurisdicciones, además, en la que mayor presencia tienen las bandas narcodelictivas y en las que más violencia criminal se registra.

Catalina Carpio dice que no es casualidad que en Manabí y en el norte de Santa Elena, en los últimos años, se hayan multiplicado los proyectos inmobiliarios de lujo.

Por su trabajo con constructores, la experta ha realizado varias investigaciones de operaciones sospechosas relacionadas con este tipo de inversiones. Ha hallado que las propietarias de estos proyectos son empresas ecuatorianas con accionistas extranjeros, que ni siquiera han venido al país.

“Hay empresas que compran grandes terrenos, que se pagan en efectivo. O firman promesas de compra venta para 12 meses y en el primer mes pagan toda la deuda”, dice Carpio.

Corrupción

El segundo bloque tiene que ver con los actos de corrupción. La Fiscalía señala que estos delitos se asocian por la necesidad de incorporar en el mercado legal a los activos y bienes productos de la corrupción.

En esta área se incluyen los casos de peculado, cohecho, concusión y otros delitos cometidos por políticos y funcionarios en contra de la administración pública.

Sin embargo, menciona Carpio, muchas veces las investigaciones se quedan en los delitos fuente y no avanzan hacia el lavado. Por ejemplo, el excontralor Carlos Pólit fue sentenciado a seis años de cárcel por concusión, ya que se comprobó que recibió USD 10,1 millones de sobornos de Odebrecht.

La sentencia de primera instancia del caso se dio en 2018. Pero, recién en 2022, la justicia de Estados Unidos empezó el proceso por el lavado del dinero de esos sobornos. El caso está pendiente de juicio.

Pornografía infantil

El tercer bloque identificado por Carpio es el de la pornografía infantil. En este caso, explica la experta, las estructuras criminales captan a los menores a través de sus propios padres.

Y también a través de los padres y madres lavan el dinero, ya que “por pobreza o ignorancia” aceptan que sus hijos ingresen a estas redes, que a través de fachadas ‘legales’, blanquean capitales a través de supuestas compras de productos y el pago por servicios.

A inicios de julio de 2022, la Policía Nacional desarticuló una estructura criminal que se dedicaba a este delito. Reclutaba a menores de escasos recursos, ofreciéndoles a sus padres dinero y comodidades con la fachada de un centro de tratamiento de menores.

La abogada Catalina Carpio añade que el narcotráfico actúa de manera transversal en los otros bloques. Esto porque en territorios controlados por las bandas se necesita su autorización para el cometimiento de otros delitos.

Las etapas del delito

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) tipifica el lavado de activos. La norma señala seis formas de cometimiento de este delito. Por ejemplo, quien administra activos de origen ilícito o quien ingrese estos capitales al país.

Las penas, dependen de los montos que se lavaron y otros agravantes, y van de uno a 13 años de cárcel. Para que el delito se configure, el lavado debe cumplir tres fases o etapas:

  1. COLOCACIÓN: Esta fase también es conocida como ocultación.
  2. CONVERSIÓN: En esta etapa, los activos se controlan o intercalan.
  3. REINVERSIÓN: El ciclo se cierra con la integración de los fondos.

Carpio dice que las investigaciones deben centrarse en las primera y segunda fase para que sean efectivas.

En la tercera, explica, cuando los activos forman parte de proyectos inmobiliarios u otras actividades, es difícil demostrar el lavado, puesto que los capitales ilícitos se mezclan con dineros blancos (legales) y grises (provenientes de defraudación tributaria).

Leer artículo original: