Colombia: Criptomonedas, estafas y lavado de dinero, la relación tóxica a la que se busca cerrar las puertas

4 de diciembre de 2023 – Este país es el cuarto de América Latina en uso de estas monedas digitales. El 15% de los colombianos las utiliza para hacer transacciones.

Una criptomoneda es un activo digital que emplea un cifrado criptográfico para garantizar su titularidad y asegurar la integridad de las transacciones, y controlar la creación de unidades adicionales, es decir, evitar que alguien pueda hacer copias como haríamos, por ejemplo, con una foto. Estas monedas no existen de forma física: se almacenan en una cartera digital.

Rápidamente, y desde los inicios del mundo cripto Colombia se estableció como un país importantísimo. De hecho, es el cuarto país de América Latina en temas de uso cripto y el número 30 del mundo que los utiliza.

Es más, casi el 15% de los colombianos tienen criptomonedas, lo que quiere decir que casi un cuarto de la población las utiliza. Además, hay un 25% de colombianos que quisieran tenerlas, pero que todavía no conocen mucho sobre el mercado, no saben en dónde comprarlas o no saben bien cómo están reguladas, pero que se quieren meter rápidamente con este tema.

De acuerdo con el director de Public Policy para Sudamérica en Bitso, Julián Colombo, estos números sustentan la tesis de que Colombia es un mercado fundamental y que las criptomonedas están prestando muchos cambios y muchas ventajas para los colombianos.

En diálogo con Infobae Colombia, el experto dio detalles de cómo está este mercado en el país, ya que este crece, pese al temor a las estafas y demás delitos.

¿Cuál cree usted que es el miedo a que se reglamente este este tipo de transacciones acá en el país?

Hay dos o tres usos fundamentales. El primero es el de protección de los ahorros de las personas. El año pasado, cuando hubo un periodo de volatilidad en el precio del peso colombiano frente al dólar, se utilizaron mucho a las criptomonedas dolarizadas como refugio frente a esto, pero no solamente eso, también son un método de inversión financiera en donde hay personas que, quizás, antes invertían en acciones de bolsa común o en bonos y que ahora las criptomonedas también pasan a ser algo interesante en las que se puede comprar un activo más barato y especular o ver con que su precio suba.

Lo que estamos viendo con mucho interés en Colombia es que es las criptomonedas son un activo fundamental para el tema de remesas o el tema de giro de dinero.

Hoy, a través de las criptomonedas, uno puede girar dinero dentro de un país y otro y puede utilizar las cripto para mandar remesas al exterior, para recibirlas, a un costo ínfimo mucho más bajo comparado desde los medios financieros tradicionales y muchísimo más rápido. O sea, si hoy lo vemos contra una transferencia bancaria que quizás te puede salir un 5% y tardar cuatro o cinco días hábiles, la misma transferencia con criptomonedas puede costar el 0,5%, o sea diez veces menos, y tardar media hora.

Entonces, creemos que con eso se va a dar un salto de calidad en las operaciones, tanto de personas físicas como de empresas colombianas que tienen que enviar o recibir dinero.

El presidente Gustavo Petro propuso un un bitcoin para la economía popular, algo que también propuso Nayib Bukele para El Salvador, ¿cómo lo toma?

Da mucho gusto eso. Es algo que cuando llegan a ser un tema en el que el jefe de Estado tiene interés significa que es un tema que ya permeó en la sociedad.

No solo en Colombia, sino en muchos países de América Latina las criptomonedas se han hecho mucho por la acción financiera, han ayudado mucho a los sectores que no eran formales o que no están bancarizados y que a través de las criptomonedas han podido lograr entrar de alguna manera en un sector un poco más formal.

¿Utilizar criptomonedas nos haría depender mucho del dólar? ¿Podría impactar la inflación?

Vemos que cada vez más se va desacoplando o se va separando el comportamiento cripto y de lo que pueda pasar con las ventajas que tiene de otros comportamientos tradicionales.

Hoy las cripto nos muestran como son una ayuda frente al tipo de cambio del dólar, cómo son una ayuda frente a la inflación.

También nos muestra que aquellos que están en el mundo cripto y que intentan vivir su vida en cripto van entendiendo que hay algunos problemas que los ven de otra manera o que no, necesariamente, impacten de la misma manera. Eso puede ser una gran ventaja a largo plazo también

¿Por qué cree que hay tanto miedo a las estafas con criptomonedas?

Considero que es un miedo válido. Así como hay actores malos en los medios de pago tradicionales y hay actores malos en todas las profesiones, también con el surgimiento de las criptomonedas han surgido actores malos que han dañado mucho a la industria.

Con actores malos menciono estafadores, esquemas Ponzi, empresas que no están bien salvaguardadas en cuanto a los fondos de los usuarios.

Ahí es lógico que al ser algo bastante nuevo en los que las personas no conocen mucho, haya miedo. Ese es el mismo miedo que pasaba con el comercio por internet cuando fue surgiendo y el mismo miedo que también pasaba con las tarjetas de crédito.

Hoy estamos trabajando muy fuerte desde el sector privado y con los reguladores de cada país en tratar de hacer que estos sectores malos sean expulsados del sistema, y que la gente sepa que existen maneras muy legales, muy seguras y muy solventes de poder transaccionar con criptomonedas.

Es un camino que no va a ser rápido, pero que se está trabajando mucho entre todos los actores de este mundo como para poder lograrlo lo antes posible.

¿Las criptomonedas permiten el lavado de activos o estas no se pueden utilizar para eso?

El principal método para lavar activos en el mundo es el dinero en efectivo, o sea, no hay nada más inseguro que el efectivo. Yo escucho que muchos reguladores o poderes judiciales de distintos países dicen que las criptomonedas son peligrosas porque las transacciones no se pueden rastrear, pero me pongo a pensar que no hay nada más peligroso y nada más irrastreable que el uso de dinero físico

Hay muchísimas maneras, y esto también es parte del trabajo que se debe hacer, de seguir mostrándole a las personas que existen un montón de métodos para evitar problemas como lavado del dinero o el financiamiento terrorismo o los crímenes utilizando criptomonedas.

Para eso se toman medidas que son muy buenas para evitar que esto no pase. Hay que invertir en medidas normativas, de compliance y de antilavado para detectar a los actores que quieren lavar dinero y así expulsarlos del mercado antes de que puedan poner su dinero ahí.

Preciso, Colombia es un país dulce para el lavado de activos, ¿sirven esas medidas?

Pasa en todos los países. Cada uno tiene su particularidad. Hemos visto problemáticas similares que se deben trabajar.

Pasa en México, Brasil, El Salvador. Ningún país está exceptuado de la proliferación de malos actores que quieran explotar el sistema, pero lo que me pone contento es que cada vez hay más buenos actores comprometidos con que esto no suceda.

Es un aprendizaje continuo. Es un método nuevo. Van surgiendo también nuevas maneras de contrarrestarlo. Cada vez siendo un poco más seguro.

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, anunció que en Colombia empezó a hacerse realidad un proyecto de ley para regular las criptomonedas, ¿qué debería tener esta para para apoyar el mercado?

Estamos muy contentos con eso, porque es algo de que se viene trabajando en otros países como México desde 2018 y en el resto de los países.

Una regulación de criptomonedas es fundamental. Vemos con muy buenos ojos que el gobierno colombiano lo haga. Primero, porque no hay nada mejor que proteger el dinero de los usuarios. Segundo, porque es un impulso al sector público y privado.

Leer artículo original: