Argentina: Apresan a experto en lavado de activos para narcos y al padre del mayor proveedor de cocaína en la región

13 de abril de 2024 – Jorge Benegas cuenta con una condena por lavar dinero del capo narco Esteban Alvarado en una causa donde también fue penada su esposa, acribillada el año pasado. El otro principal investigado es Francisco Rodríguez Villarreal, progenitor del Peruano Granthon. Tras la docena de allanamientos, otras ocho personas quedaron apresadas y secuestraron 6 kilos de cocaína con el logo del delfín.

Un conocido testaferro de narcos y el padre de uno de los proveedores más importantes de cocaína en la región fueron detenidos este jueves junto a ocho personas por estar sospechados de integrar una organización criminal dedicada al lavado de activos y el narcotráfico. Estas personas cayeron en el marco de una docena de allanamientos llevados a cabo por la Policía Federal y ordenados por el titular del Juzgado Federal 3 de Rosario Carlos Vera Barros en nuestra ciudad, San Lorenzo, Roldán y Funes. Entre lo secuestrado hay autos de alta gama, celulares, armas de fuego, alrededor de 3 millones de pesos y seis kilos de cocaína de máxima pureza que estaba dispuesta en bolsas y en los conocidos panes amarillos que llevan el bajorelieve del delfín.

Se trata de Jorge Benegas, de 47 años, y Francisco Rodríguez Villarreal, de 63, quienes están sospechados por formar parte de una red de narcotráfico que operaba en la zona. Benegas había sido identificado como testaferro de Esteban Alvarado y, posteriormente, del Peruano Rodríguez Granthon, quien se encuentra detenido en el penal de Marcos Paz y es hijo del otro principal sospechoso.

Benegas había sido condenado en octubre de 2021 por la Justicia provincial a purgar la pena de 5 años de prisión efectiva y una multa equivalente a dos veces el monto del lavado estimado en la suma de 62.200.000 de pesos por ser uno de los organizadores de la asociación ilícita del capo narco Esteban Alvarado, quien luego terminó con una pena a perpetua por esta misma causa.

En este expediente también fue penada a 3 años de prisión por los mismos delitos la esposa de Benega, Valeria Nasca, a quien el tribunal le impuso una multa equivalente a dos veces el monto del lavado, siendo la suma de 51.600.000 de pesos.

Nasca tenía 45 años cuando fue asesinada el 7 de mayo de 2023 de 15 disparos en la frente a su esposo en la puerta de un galpón ubicado en Liniers al 2600.

Ahora Benegas quedó en la mira de la Justicia federal por estar considerado como quien organizaba el lavado de activos para el Peruano junto con cuatro personas que también fueron apresadas hoy, las que se prestaban para figurar como testaferros para la banda y respondían al padre de Rodríguez Granthon.

Entre los elementos incautados, los pesquisas de la Policía Federal hallaron seis kilos de cocaína con un sello distintivo en forma de delfín en bajorrelieve, que se presume podría estar relacionado con un lote de droga circulante en la zona norte de la ciudad.

Voceros del caso recordaron que investigaciones anteriores arrojaron que el Peruano tenía una ganancia mensual estimada entre 200 y 300 mil dólares y que organizó el sistema de distribución de la droga de manera que era entregado a los distribuidores junto a los puntos de venta estratégicos de forma rápida y eficiente.

A sus 30 años, el Peruano está condenado a 21 años de prisión por liderar una banda dedicada al narcotráfico y lavado de activos. En ese debate se conoció que conseguía la cocaína que entraba al país por Bolivia a un precio entre 4.000 y 4.500 dólares por kilo, proveniente de Perú, y la revendía a 4.900 y 5.300 dólares, según el comprador.

Fuentes del caso indicaron que este expediente es un desprendimiento de la pesquisa que desbarató el año pasado una organización que dirigía Granthon desde la cárcel federal y que tiene también a una decena de detenidos tras 26 allanamientos.

Es que los resultados de los análisis de los celulares secuestrados a estos sospechosos surgió el nombre del principal responsable del “lavado de activos”, por Benegas, el cual tenía a su nombre una importante flota de camiones que utilizaba como pantalla para lavar el dinero proveniente de las ganancias de la venta de drogas.

Los 12 allanamientos fueron en propiedades ubicadas en las cuadras de: Maiztegui al 2700, Iguazú al 2300 y en Esteban de Luca al 1200 de Funes. En Bertole al 7600, White al 6800, 24 de Septiembre al 100, Deán Funes al 2900, Chaparro al 700, de Rosario; en Río Pilcomayo al 800 de San Lorenzo y en Ñanumbay al 1000 bis junto a Río Pilcomayo al 800, de Roldán.

Tras los operativos, los uniformados informaron que secuestraron: seis vehículos, cuatro cuatriciclos, una moto de agua, dos semiacoplados, un tractor, un semirremolque, teléfonos celulares, computadoras y notebooks, revólveres calibre 38 Special y calibre 22 de varias marcas, proyectiles, 6 kilos de cocaína, un frasco de ketamina; alrededor de 3 millones de pesos, boletos de compra-venta de inmuebles y vehículos, y un informe de estado de dominio e histórico de titularidad, entre otra documentación de interés relevante para la causa.

Además, de Benegas y Rodríguez Villarreal fueron apresados Marcos D., Gustavo C., Lucrecia B., Hugo V., Hernán N., Fernando B., Paola R. y Yanina M., los cuales están sindicados por diferentes roles que van desde simples presta nombres hasta encargados de la logística.

A su vez, los pesquisas siguen la pista sobre el proveedor de esa cocaína, la cual algunos relacionan con el temido clan Castedo de Salta debido a que posee la firma del mismo bajorelieve que fue encontrada en los 16 kilos en Posadas, Misiones, y en 134 kilos en Monte Quemado, Santiago del Estero, en las últimas semanas.

Leer artículo original: