Almeida y Cuerpo hacen piña por Madrid como sede de la agencia europea contra el blanqueo: «Somos un ejemplo a seguir»

31 de enero de 2024 – El alcalde de la capital espera que Madrid sea la elegida pese a que no tiene el cartel de favorita. El ministro ha defendido que España «es una referencia» en los temas que abarcará la AMLA.

Madrid quiere ser sede de la nueva Agencia Europea contra el Blanqueo de Capitales (AMLA, por sus siglas en inglés) -que se encargará también de la lucha contra la financiación del terrorismo- y esa voluntad la ha defendido este martes en Bruselas el alcalde, José Luis Martínez Almeida, en una audiencia que se ha alargado una hora en la sede del Parlamento Europeo. Madrid, eso sí, compite con otras grandes urbes como Frankfurt, París, Dublín o Roma, que para muchas voces parte como favorita. A la defensa de la candidatura española se sumó también el ministro de Economía, Carlos Cuerpo, que fue quien llevó la voz cantante, haciendo ‘piña’ con el alcalde también tras la sesión.

En contra de Madrid, como defendió por ejemplo la candidatura irlandesa, juega ya no solo el hecho de que España tenga en la actualidad varias agencias europeas, sino también la «necesidad», expuso el Gobierno irlandés, de que se dé en el futuro peso «a los países pequeños» como sedes de estos organismos. La decisión final se conocerá el próximo 22 de febrero, pero mientras el ministro Cuerpo, eso sí, defendió que «Madrid es la mejor sede para auspiciar la AMLA». En esa primera frase quiso resumir toda la candidatura. «España ha sido un ejemplo a seguir en la lucha contra el blanqueo de capitales», sostuvo Cuerpo al inicio de su presentación.

En este sentido, recordó que España «es uno de los cuatro países del mundo» con la mejor inteligencia financiera, y este es otro motivo para que la nueva agencia viaje a la capital. Reivindicó el ministro todos los registros de los últimos años y definió el país como «una referencia» en la «coordinación entre todas las instituciones» para la aplicación de «sanciones financieras» ante los casos de blanqueo. «España es un marco de referencia» sobre estos asuntos, y lo ha demostrado, dijo, en la colaboración con entidades de otros países y con numerosos casos de naturaleza transfronteriza. Aquí añadió también la «excelente colaboración» con Latinoamérica, algo que sería un punto a favor de situar la AMLA en Madrid.

Ante los miembros del Parlamento Europeo y del Consejo, Carlos Cuerpo dio datos que posicionan muy bien a Madrid y a España para ser la elección final y al mismo tiempo reivindicó el papel de los profesionales del ramo. «Madrid tiene ya más de 146 profesionales que trabajan en el sector, es importante tener esto presente. Es una capital altamente cualificada», concluyó en sus primeras palabras.

Almeida, por su parte, dio detalles sobre el edificio que ostentaría la sede: la Torre de Cristal. El alcalde defendió la ubicación de la zona y al mismo tiempo reivindicó que está encuadrada en Madrid Nuevo Norte, elevada como «una referencia» ecológica para la UE. «Madrid hace un planteamiento eficiente y responsable de los recursos a utilizar», añadió el alcalde de la capital. «La agencia podría iniciar su trabajo en tan solo tres meses, y el edificio puede ampliarse a medida que la plantilla vaya creciendo». Asimismo, recalcó que la ciudad de Madrid se haría cargo de todo el alquiler de las oficinas y puso en valor también las conexiones de Madrid con el resto de Estados miembros, sobre todo a través del aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas.

La agencia podría iniciar su trabajo en tan solo tres meses

Almeida y Cuerpo se repartieron la labor de defensa, con el alcalde hablando de la parte logística y el ministro haciendo hincapié en los buenos resultados de España en la lucha contra el blanqueo de capitales. «Madrid ha sido además galardonado como destino de turismo de reuniones por quinto año consecutivo», explicó Almeida.

Al mismo tiempo que reivindicó la ciudad como lugar para los futuros empleados de la AMLA: «Ofrece un estilo de vida saludable y una atención sanitaria de primer nivel», además de un sistema educativo «consolidado y preparado» para acoger a quienes lleguen. Además, también se abrirá en la ciudad un colegio europeo, condición sine qua non para disponer de una agencia europea. El alcalde terminó elevando a Madrid como una ciudad «vibrante» y un gran «polo de atracción» para el talento. «Madrid es una candidatura sólida, avalada y respaldada por la sociedad civil», concluyó.

Ya en el turno de preguntas y respuestas, Cuerpo dio por hecha una buena coordinación de Madrid con otras instituciones de otros Estados miembros -a nivel de comunicaciones y de conectividad en el transporte- si la AMLA acaba en la capital de España, y se ha comprometido asimismo a que el país mejore su eficiencia en los asuntos relacionados con el blanqueo de capitales, incluyendo la formación de los profesionales. «Llevamos más de 30 años luchando contra esta lacra, y tenemos claro que tiene que haber una formación continua de todos los perfiles implicados», añadió el ministro de Economía en Bruselas ante los eurodiputados.

El reparto de estos organismos bajo un criterio de equidad o de equilibrio geográfico entre los Estados miembros fue otra de las cuestiones tratadas, y la candidatura española. Madrid no tiene ninguna agencia ahora mismo, pero sí Alicante o Vigo -la de protección de datos y la de asuntos marítimos-, respectivamente-. Sobre esto, Cuerpo recordó que Madrid es la capital del «cuarto país más grande» de la UE, y ve Alicante o Vigo precisamente como ejemplos de cómo puede funcionar de bien la AMLA si llega a España. El ministro se comprometió, por otro lado, a trabajar para que mejore el acceso a los datos sobre los beneficiarios de los fondos europeos, algo que está pendiente de mejorar en el caso español y que es de vital importancia desde el punto de vista de la Eurocámara.

Para terminar su defensa, Almeida y Cuerpo volvieron a cerrar filas con unas conclusiones rápidas, tras poco más de media hora de intercambio: «Esta decisión va a determinar el éxito que tenga la UE con este desafío. Madrid ofrecer algo verdaderamente único», esgrimió el ministro de Economía. «Somos un referente de la colaboración internacional, pero la ambición no acaba aquí. Ponemos un diseño sólido y tenemos una ciudad incomparable para atraer personal cualificado», concluyó, algo en lo que coincidió Almeida. «Madrid ofrece las mejores condiciones de calidad de vida para los trabajadores del AMLA y sus familias», sentenció el alcalde. «Somos un lugar de oportunidades».

Leer artículo original: